“La naturaleza nos muestra visiblemente algunas señales, según es su costumbre, a fin de ayudarnos a adivinar aquello que esconde”

Mi último libro

Leibniz. Variaciones sobre La Ciencia General. Textos.

Leibniz. Variaciones sobre La Ciencia General es el resultado de varios años de trabajo, con la intención de responderme a mí mismo sin prisas a la inquietante pregunta sobre la complejidad del mundo que subyace a la inagotable actividad científico-filosófica de Leibniz.

Ya disponible en Amazon

Echa un vistazo

Libros

El último, quizás, de los Antiguos y uno de los primeros entre los modernos, Leibniz (1646-1716) concibió arriesgadamente el universo, y la ciencia que lo describe, como una explanada infinita, aquella ciudad simbólica, llena de calles y plazas, desde las que se puede salir y a las que se puede acceder desde cualquier rincón, una ciudad bulliciosa, poliédrica, poblada de vibraciones, resonancias y ecos producidos por sujetos únicos, irrepetibles e inviolables. Para ello, formuló técnicamente la imposible noción de lo infinito en términos finitos manejables, elaboró una potente ontología de las correspondencias entre sistemas, su ley de la continuidad, que hace operativamente idénticos los contrarios, y describió el inagotable e indiferenciado caudal de energía que conforma la secreta esencia de este mundo estallando o expresándose de las formas concretas más variadas, que a nuestra inteligencia es dado medir en los fenómenos que observamos. Analogías de analogías…in infinitum.